FMM
EDUCACIÓN

Usted está en...

 Pedagogía: Formas de Conocer

Inicio - Mapa del sitio - Novedades

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Materiales para el aula
Programas gratuitos
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

Contra la pornografía infantil

 

FORMAS DE CONOCER

Federico Martín Maglio

Marzo de 1999

 

El constructivismo se basa, principalmente, en el aprendizaje del niño a partir de sus propias experiencias. Es enseñar a partir de lo que les interesa a los educandos, de sus propias preocupaciones para poder encontrar un sentido práctico al estudio de las diversas asignaturas (esto no quiere decir que se dicten en clase solamente los temas que le interesan a los alumnos).

Siempre vuelve la misma pregunta ¿para qué sirve la Historia?.

Las respuestas pueden ser muchas, pero sintéticamente diremos:

  1. Para entender cómo llegamos al mundo actual, dónde estamos y evaluar hacia dónde vamos. Es poder comprender el presente, las noticias, ser agentes de los cambios socialess, políticos, económicos y culturales y poder tomar decisiones para vivir mejor.
  2. A raíz de los cambios, que son constantes, variados y de gran envergadura, la Historia debe contribuir a construir referentes colectivos, sentidos acerca de uno mismo y de los diferentes "nosotros" que hay en la sociedad.

La enseñanza de la Historia debe permitir a nuestros alumnos construir un sentido de realidad cambiante y, a la vez, construir formas de identificación para fortalecerlos como protagonistas del pasado, presente y futuro.

FORMAS DE CONOCER:

Las formas de conocer en la escuela han ido cambiando con el tiempo adecuándose a la realidad para la cual se enseñaba. A continuación comentaremos 3 formas de conocer.

  • 1) Con el positivismo el modo de conocer era atomizado. Significa apropiarse de una parte de la realidad natural y social. Se recortan unidades temporo-espaciales, partes de conocimiento. Esto se ve cuando se destacan fechas, batallas y personajes sin tener en cuenta el contexto en el que se dieron. Las asignaturas aparecen como compartimientos estancos impidiendo confrontar sus conocimientos y resolver situaciones problemáticas reales.

    2) El anti-positivismo promovió otra forma de conocimiento, el relacional. Significa apropiarse de la totalidad, percibir el todo. Es el pensamiento estructural-funcionalista. Propicia la asociación y la confrontación de elementos entre sí de un determinado sistema.

    3) El actual es el modo procesual de conocer. Es la percepción inicial del todo pero toma cada elemento y la totalidad como producto de un proceso. Las contradicciones que se presentan son los motores del cambio. Es la re-construcción de los procesos. El conocer se construye desde el sujeto; el alumno no es pasivo ni debe abstraer las ideas, las construye.

El modo procesual incluye a los otros dos, atomizado y relacional, por ello es la verdadera forma de conocer. Cuando los alumnos conocen los procesos, es porque tienen conocimiento de las estructuras y los hechos.

¿Qué se entiende por proceso?... es una etapa donde hay problemas que se van resolviendo con ciertas características (que no cambie nada o que se produzcan grandes cambios). Al ver el proceso los alumnos tendrán una visión clara de cómo era al principio y cómo era al final; engloba a los ¿por qué?, ¿qué hechos me indican un cambio?, ¿qué es lo que cambió?.

En el enfoque constructivista el alumno construye su propio conocimiento y el docente lo guía y le da los contenidos para ello. ¿Cómo?.

Debemos tener en cuenta que nuestros alumnos no son una tabla rasa, llegan a la escuela después de haber recibido amplia educación formal y no formal; ya traen conocimientos adquiridos a través de sus experiencias de vida, tienen intereses, preocupaciones y saben muchas cosas que incluso los docentes ignoran y que generalmente no las toman en cuenta para el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje; tienen una gran cantidad de preconceptos que forman su estructura cognitiva previa.

Primeramente debemos averiguar cuál es su estructura cognitiva, sus preconceptos y luego ponerlo en crisis con sus propios preconceptos para motivarlo porque le estaremos creando una necesidad de conocimiento. Cuando ya tenemos idea de la situación es el momento de elegir los contenidos de nuestra asignatura en relación con los ejes temáticos que nos enviarán desde el Ministerio. Esto no significa una pérdida de importancia de los contenidos tradicionales sino una jerarquización diferente y una complementariedad entre los diversos tipos de contenidos.

 

LOS COMPONENTES DE LA PLANIFICACIÓN:

Ejes temáticos:

Por ejemplo:

  • El siglo XVIII.
  • Argentina en la división internacional del trabajo.
  • Rosas.
  • La Confederación y Buenos Aires.
  • La crisis del ‘29.
  • El nazismo.

 

Problemáticas:

Son los interrogantes a trabajar para conseguir la respuesta. Son los problemas a resolver de acuerdo a los ejes temáticos que nos enviarán. Las problemáticas las inventamos nosotros y, de acuerdo a ellas, les daremos a los alumnos los hechos, conceptos, principios, procedimientos y actitudes que nosotros consideremos necesarios.

 

Por ejemplo:

Ejes temáticos Problemáticas
La Revolución Francesa. La Revolución Francesa ¿terminó?.
La Revolución de Mayo. La Revolución de Mayo ¿fue una revolución?.
La Confederación y Buenos Aires. ¿Quién tenía razón, Rosas, Urquiza o Mitre?.
Presidencias históricas. ¿Por qué proyecto agroexportador y no industrial?.
Argentina en la división internacional del trabajo. ¿País modelo o modelo de país?.
El populismo. ¿Por qué Perón?.
Instituciones políticas entre 1930 y 1976. ¿Por qué los Golpes de Estado?.
Argentina entre 1983 y 2000. ¿Avances o retrocesos?.

 

Hechos, conceptos y principios:

Los hechos son información de algo que sucedió. El hecho es un conocimiento factual, particular, es información que sólo se recuerda. Así, su aprendizaje sólo consiste en memorización. El conocimiento aislado no sirve para entender qué y por qué sucedió.

Los conceptos son imprescindibles para interpretar y conectar hechos. El aprendizaje de los conceptos difiere del de los hechos. Para adquirir un concepto es necesario comprenderlo, explicarlo con las propias palabras, traducirlo a partir de las representaciones previas que se poseen.

A continuación se transcribe una tabla realizada por César Coll.

  Aprendizaje de hechos Aprendizaje de conceptos
Consiste en copia literal. relación con conocimientos anteriores.
Se alcanza por Repetición (aprendizaje memorístico). comprensión (aprendizaje significativo).
Se adquiere De una vez. gradualmente.
Se olvida Rápidamente sin repaso. más lenta y gradualmente.

 

Para guiar el aprendizaje y también para evaluar lo aprendido es necesario trabajar con redes conceptuales. Las redes conceptuales se elaboran con nodos relacionados por flechas sobre las que se escriben las palabras de enlace (verbos y preposiciones) y que son las que le otorgan sentido. Al principio debemos averiguar qué saben los alumnos del tema y con tales preconceptos construir una red conceptual simple que se irá completando a medida que se avance en el aprendizaje.

Los principios se refieren a globalizar el período. Un principio es el concepto de los conceptos. Puede no figurar en la planificación como una columna más, sino como un agregado final.

 

Para ejemplificar diremos:

Hechos Conceptos Principios
Toma de la Bastilla. Revolución Francesa. Transformaciones del siglo XVIII.
Llegada de Colón a América. Renacimiento. Cambio de mentalidad.

 

Procedimientos:

Son el objeto del conocimiento, constituyen una serie de acciones ordenadas para cumplir un determinado objetivo. Requieren de una acción para alcanzar la meta y tal acción indica que se sabe hacer algo; no son las metodologías (tomar lección, que el docente explique) ni los recursos (textos, videos, mapas, documentos).

Generalmente los procedimientos se asocian con lo manual o práctico. Pero también están los procedimientos internos por medio de los cuales no se manipulan objetos físicos sino símbolos, ideas, conceptos, imágenes. En este caso los procedimientos implican operar con información, implican diferentes "modos de pensar". La enseñanza de la historia tradicional olvidó los procedimientos a los que estamos aludiendo.

El docente le da hechos válidos, comprensibles, cronológicamente unidos y a partir de allí se construye el concepto. ¿Cómo lo hacemos?. Con actividades, destrezas, pasos (relacionar, todo tiene que ver con todo, tiene causas y consecuencias). Significa interpretar, demostrar, observar, analizar, comparar, relacionar, etc.. Un procedimiento básico consiste en contextualizar un hecho, una situación, un problema, es decir, relacionarlos con las diferentes dimensiones de la realidad social de manera no mecánica ni determinista sino entendiendo a la realidad como un todo complejo donde lo político, lo económico, lo social, lo ideológico-cultural y lo espacial conforman una globalidad articulada.

Otro procedimiento básico consiste en poder ubicar un hecho, una situación o un problema en una secuencia temporal. Capacidad relacionada con poder discriminar los antecedentes, las causas, los efectos y las consecuencias y explicar no de manera lineal sino a través del principio de la multicausalidad.

Al procedimiento el docente debe enseñarlo: "Hoy lo hago yo, mañana lo hacen ustedes".

 

 

Actitudes:

Las actitudes consisten en pensamientos, sentimientos, preferencias que se traducen en la manera de hablar o de actuar. La escuela siempre ha enseñado actitudes pero nunca de una manera explícita. Una actitud democrática implicaría saber en qué consiste la democracia, apasionarse por ella y defenderla en un debate. Además de la democrática podemos nombrar otras como la responsabilidad en la tarea, participación en clase, tolerancia, solidaridad, respeto por lo valores humanos, interés por los asuntos públicos, respeto por los deberes y derechos de los ciudadanos, curiosidad por saber, relatividad, antidogmatismo, rigurosidad en el pensamiento, actitud crítica, comprensiva, etc..

Las actitudes se van incorporando a lo largo del proceso de aprendizaje por medio del elogio, de la sanción, del privilegio, de la calificación, de la limitación, de la identificación, de la comparación o diferenciación, etc.. Por ello, todas las acciones de los docentes y alumnos a nivel grupal e individual promoverán su aprendizaje.

Evaluación:

¿Cómo evaluamos todo esto?.

En principio debo aclarar que el curso sobre evaluación se hará en los próximos meses. No obstante podremos atenernos a lo siguiente:

  • 1) En la planificación que presentamos como modelo no figura la columna pero debe hacerlo.

    2) La evaluación es un aspecto esencial en la enseñanza porque afecta a su calidad.

    3) Los criterios de evaluación definen e incluyen a los conceptos, procedimientos y actitudes. Es ver las adecuaciones o inadecuaciones a lo largo del proceso de construcción de los aprendizajes nuevos.

    4) No significa tomar una prueba escrita -que puede hacerse ya que es otra actividad- sino realizar actividades que serán evaluadas en conceptos, procedimientos y actitudes (uno o más a la vez).

Por ejemplo:

Cuando solicitamos una investigación sobre la vida de Domingo F. Sarmiento y requerimos que a través de un informe relacionen los datos y consideraciones de los autores con la temática general de la unidad -formación del estado nacional-, podemos evaluar procedimientos (capacidad de contextualizar un fenómeno), podemos evaluar la aplicación de conceptos (civilización, modernización, sistema educativo, liberalismo, democracia, colonización) y también podemos evaluar actitudes (exploratoria, de juicio crítico, etc.).

 

EJEMPLO DE RED CONCEPTUAL:

 

 

 

EJEMPLO DE LOS PASOS A SEGUIR EN EL DESARROLLO DE UN TEMA:

El que sigue es un ejemplo, no es la única forma de desarrollar un tema.

Tema: "El Nazismo".

Objetivo: Comprender el fenómeno del nazismo.

Problemática: ¿Por qué Hitler?.

  • 1) Realizar un mapa semántico con lo que los alumnos conocen.

    2) Establecer, en diálogo con el docente, qué hace falta averiguar.

    3) Dividir el curso en grupos de 3 ó 4 alumnos.

    4) Cada grupo buscará información en sus libros, textos, videos, etc. acerca de ¿por qué Hitler?. La información es categorizada.

    5) Cada grupo realiza líneas de tiempo de acuerdo a lo leído.

    6) Cada grupo expresa lo que concluyó de su trabajo. Se fomenta el debate.

    7) Cada uno (o por grupos) realiza un mapa semántico con los conceptos vistos.

    8) Cada uno (o por grupos) realiza una red conceptual utilizando los conceptos dados en el punto 7.

    9) Cada uno (o por grupos) eligen 3 conceptos (también se los puede elegir el docente).

    10) Cada uno (o por grupos) realiza una explicación de toda la red conceptual a partir de los 3 conceptos elegidos.

    11) Se realiza una descripción de Alemania antes del nazismo y después del nazismo.

    12) Responder:

a.- ¿Qué hechos demuestran que el nazismo era totalitario?.

b.- ¿Qué relación hay entre la crisis del ‘29, la clase trabajadora y el poder de Hitler?.