FMM
EDUCACIÓN

Usted está en...

 Críticas Generales, Proyecto para Revisar la Educación en la Provincia de Buenos Aires

Inicio - Mapa del sitio - Novedades

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Materiales para el aula
Programas gratuitos
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

Contra la pornografía infantil

 

PROYECTO DE LEY

 El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires

sancionan con fuerza de:

L E Y

Artículo 1°- Créase en el ámbito de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, la Comisión Bicameral para la evaluación de la Transformación Educativa puesta en marcha a partir de la aplicación de la Ley Provincial de Educación N° 11612 de 1994, y de todo Decreto, Resolución y Disposición Ministerial que la complemente.

Artículo 2°- La Comisión, que por la presente se crea, estará integrada por cinco ( 5 ) integrantes de la Comisión de Educación de cada Cámara Legislativa, dos (2) por la mayoría, dos (2) por la primera minoría y uno (1) por la segunda minoría, en cada caso. Integrarán también esta Comisión, dos (2) autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación.

La Comisión Bicameral para la Evaluación de la Transformación Educativa, dictará su propio reglamento.

Artículo 3°- La Comisión Bicameral para la Evaluación de la Transformación Educativa, tendrá como objetivo evaluar el impacto ocasionado por la aplicación de los cuerpos legales y normativos enunciados en el Artículo 1° de la presente, al sistema educativo provincial, sus instituciones, actores y comunidades, a través de los organismos e instancias que se consideren oportunas. Dichas instancias tendrán como ámbito de concreción, cada escuela, distrito, región educativa y la provincia. Las características de las mismas, el procedimiento e instrumentos a utilizar, plazos a cumplir, instituciones académicas u organismos estatales a consultar para fijar los criterios científicos en los que se basará la evaluación a realizarse, los mecanismos para centralizar resultados y coordinar tareas, serán establecidos por los integrantes de la Comisión en su reglamento.

Artículo 4°- Serán evaluadas también las acciones realizadas hasta el momento por todos los organismos o instancias creados y puestos en funcionamiento por los cuerpos legales nombrados en el Artículo 1°, o que, siendo de existencia anterior, hayan adecuado sus actuaciones a las metas y objetivos por ellos fijados. En el mismo sentido, serán sometidos a esta evaluación:

  1. La matrícula y su comportamiento.
  2. La adecuación de la infraestructura existente, como así también de las obras recientemente ejecutadas o en vías de ejecución, a las necesidades reales del sistema.
  3. Las consecuencias que lo ya implementado de la Ley N° 11612 ha tenido sobre todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial.
  4. La modificación en los órganos del gobierno de la educación y sus resultados.
  5. Los mecanismos y contenidos de la Formación de Grado de los Docentes y su Capacitación Continua.
  6. Los Contenidos Curriculares y la constitución de las áreas del saber en las que los mismos fueron agrupados.
  7. Los regímenes de asistencia, evaluación y promoción de los distintos niveles de la enseñanza.
  8. Las acreditaciones y habilitaciones otorgadas a cada nivel y ciclo.
  9. Los decretos, disposiciones y resoluciones que hayan reglamentado y normado la conformación de las plantas funcionales de los establecimientos educativos y el número mínimo de alumnos requeridos por curso, grado o sección.
  10. Todo aquel instrumento legal que haya acompañado a la Transformación Educativa.
  11. El nomenclador de títulos.

Artículo 5°- A los efectos de dar cumplimiento a los objetivos fijados en los artículos 3° y 4° de la presente, la Comisión podrá convocar:

  • A los gremios con personería gremial acreditados en la Provincia.
  • A la comunidad educativa a través de las asociaciones de padres, asociaciones cooperadoras, y a toda aquella organización intermedia que pueda brindar aportes para el mejor logro de sus funciones.
  • A los Consejeros Escolares de cada distrito.
  • A especialistas en evaluación de los sistemas educativos.
  • A especialistas de las diferentes áreas del sistema educativo provincial a ser evaluadas, pertenecientes a las Universidades Nacionales.

Artículo 6°- La Comisión participará en todos los proyectos de ley a los que diere lugar la evaluación y el reordenamiento del sistema educativo provincial.

Artículo 7°- La Comisión deberá emitir un primer informe y recomendación a los cuatro (4) meses de su constitución y otro en el mes de Diciembre. Estos informes serán elevados a la Legislatura y la Dirección General de Cultura y Educación y tendrán carácter público.

Artículo 8°- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

FUNDAMENTOS

Toda transformación de un sistema educativo, requiere una evaluación permanente, en proceso, y, al mismo tiempo, una evaluación externa del impacto que la misma va produciendo a ese sistema con el objetivo de poder realizar los ajustes necesarios.

En la provincia de Buenos Aires, y desde el año 1994, se está instrumentando a partir de la aplicación de la ley N° 11.612, una transformación educativa que abarca todos los niveles y modalidades del sistema. La Dirección General de Cultura y Educación no cuenta con un organismo creado al efecto dentro de su estructura, que haya permitido y permita, con la actuación sistemática de especialistas y aportes de los miembros de la comunidad educativa, llevar adelante dicha evaluación. La única evaluación conocida y parcial fue realizada por un organismo externo al sistema.

La prueba de la falta de una evaluación pertinente, fueron las marchas y contramarchas que se han producido en la aplicación de la reforma, que han dado como resultado un sistema educativo casi colapsado, a partir de las múltiples improvisaciones que fueron deteriorando la calidad del mismo.

Algunos datos provistos a este Senado de Buenos Aires por las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia en el año 2001, durante la gestión del Licenciado José Octavio Bordón, son muestras claras de nuestras aseveraciones. Por ejemplo, la reacción de la matrícula de la EGB, según esa información, ha sido la siguiente:

Valores absolutos de todas las dependencias: estatal y privada.

En la primer parte de este análisis, no vamos a usar porcentajes, sino cifras que den cuenta, con mayor crudeza, de la cantidad de alumnos, de chicos de nuestra provincia, afectados por una reforma que muchos especialistas habían anunciado que iba a provocar estos problemas y que iba a actuar como el principal instrumento de exclusión puesto en marcha desde el Estado.

En el año 90 comenzaron la Escuela Primaria 260.551 alumnos produciéndose un aumento de la matrícula en el 8° año ( se comienza la aplicación del nuevo 8° en lugar del viejo primer año de la Secundaria ) a 282.660 chicos y terminando en el 9° año, 261.227 chicos, o sea, 676 chicos más de los que habían comenzado, pero, de cualquier modo, en el nuevo noveno ya hay 21.433 chicos menos que en el 8°. En el paso de 8° a 9°, en el primer año de aplicación del tercer ciclo, ya perdimos 21.433 chicos.

En el año 91 comienzan la Primaria 236.964 chicos, o sea, 23.587 chicos menos que en el año 90. En el 8° se observa el mismo fenómeno de aumento de la matrícula que en la cohorte anterior, pasando ésta a 239.458 chicos, pero luego, terminan el 9° 218.461, o sea, 18.503 chicos menos de los que habían comenzado.

En la cohorte del año 92, comienzan la escuela 245.972 chicos, o sea, 9.008 chicos más que en el 91 pero 14.579 chicos menos que en el 90. En este grupo, ya se observa una disminución de la matrícula en el 8°, de 2.234 chicos y de 24.120 en el 9°.

El dato más preocupante que obtenemos de esta mirada detenida sobre números que recién en el año 2001 se pusieron a nuestra disposición, es que además de cursar 14.579 chicos menos la EGB, o sea, la nueva primaria, terminaron en el 2000 su Escuela Básica, 39.375 chicos menos que en la cohorte que la había comenzado en el 90.

¿En qué etapa de la EGB se ponen de manifiesto todas las variables que estarían incidiendo en la permanencia o no de los chicos en la escuela?

Tal como lo preveíamos cuando alertábamos sobre la aplicación de la nueva estructura del sistema educativo provincial en un momento de crisis del mismo y de agudización de los problemas socioeconómicos que comenzaban a aquejar a las diversas comunidades, el problema mayor se presenta en el pase del 2° al 3° Ciclo de la EGB y al interior de ese Tercer Ciclo de disímil aplicación en las escuelas de la jurisdicción.

Según la tasa de pasaje de 2° a 3° ciclo de la EGB en la totalidad de la Provincia, en todas las dependencias, tanto privadas como estatales, vemos que:

En el 98 había una matricula de 6° año de la EGB de 261.324 chicos. En el 7° año disminuye a 250.176, o sea, quedan en el camino (repiten o desertan), 11.148 chicos.

La escuela estatal retiene al 94,6% de los alumnos y la privada al 98,5%. Estas proporciones se mantienen en ambas si estudiamos también sus matrículas de 6° año en el 99 y la de 7° en el 2000.

Tasas de repitencia, promoción y deserción de la EGB en el período 99-00:

En el 99, en toda la provincia, en todas sus dependencias, tanto estatales como privadas, la repitencia promedio desde 1° a 9° año de la EGB, es del 5,6%, o sea, 135.248 chicos repitieron entre el primer y el último año de la Escuela Básica. El 92, 6% es la tasa promedio de promoción, 2.238.926 chicos, y el 1,8% es la tasa promedio de deserción, que implica 44.292 alumnos sobre una matrícula total de 2.418.466 alumnos.

Es importante resaltar que:

  1. Si bien la repitencia va de los 9.510 alumnos a los 16.110 entre 1° y 7° año, ésta aumenta a 29.993 en el 8° año.
  2. La deserción va desde una tasa negativa en el 7° año, pasa por una mínima de 534 chicos en el 3° año de la EGB, hasta llegar a los 2.391 en el 1° año de la EGB pero aumenta a los 21.255 chicos en el 8° año y a 15. 093 en el 9° año, siempre del año 99.
  3. Si bien son promocionados, es decir, pasan al otro año, 263.565 en 1° año de la EGB; 269.478 en el 2°; 268.469 en el 3°; 257.000 en el 4°; 249.265 en el 6°; y 247.425 en el 7° ( siempre durante el año 99); sólo promocionan 221.852 en el 8° y 206.104 en el 9°. O sea que, en estos dos años del tercer ciclo, promocionan 25.573 y 41.321 chicos menos, respectivamente, que la menor tasa de promoción, que es la de séptimo año.
  4. El aumento de deserción y de repitencia, y por lo tanto, de menor promoción, en el 8° y/o en el 9° de la EGB, es una constante en casi toda la Pcia. de BS. As., con excepción de muy pocos de sus distritos.

La falta de calidad del sistema educativo provincial y de capacidad de retención del alumnado por parte del mismo, que se ha traducido en el enorme desprestigio social que éste sufre y en los altos índices de deserción arriba descritos, puede dar lugar a propuestas altamente irresponsables para resolver la situación, si no se trata de buscar una solución al problema siguiendo el camino apropiado.

Rectificar el rumbo, transformar a la política educativa en una política de estado, ajustando la legislación vigente con un amplio consenso de los diversos actores, requiere evaluar previamente los aciertos y los errores de los ocho años de implementación de esta transformación.

Por lo expuesto precedentemente, es que solicitamos a los Señores Senadores nos acompañen con su voto afirmativo en el presente proyecto.