FMM
EDUCACIÓN

Usted está en...

 Críticas Generales: El Futuro Educativo de la República Argentina (designación de Llach)

Inicio - Mapa del sitio - Novedades

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Materiales para el aula
Programas gratuitos
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

Contra la pornografía infantil

 

EL FUTURO EDUCATIVO EN ARGENTINA
(ACERCA DE LA DESIGNACIÓN DE LLACH EN EL MINISTERIO)

 

 

Federico Martín Maglio
Noviembre de 1999

 

ÍNDICE ABSTRACTO
1.- ¿El Nombramiento de Llach es esperanza para un cambio?
1.1.- El Contexto Histórico del Monetarismo
1.2.- La Designación de J. J. Llach en el Ministerio
1.3.- Reacciones en los Ámbitos Político y Educativo

2.- ¿QUÉ MEDIDAS SE ADOPTARÁN EN EDUCACIÓN?
2.1.- Las Ideas Expresadas por Juan José Llach
2.2.- "Abriendo el Paraguas"... ¿Qué se Hará en Educación?

3.- Conclusiones

4.- Propuestas

5.- Bibliografía e Información
En la República Argentina se realizaron elecciones y resultó ganadora la fórmula presentada por la Alianza, Fernando de la Rúa - Carlos Álvarez. Cuando el presidente electo da a conocer los nombres de los ministros que lo secundarán en su acción de gobierno se desató en la opinión pública un debate acerca de la orientación ideológica de los mismos.

En el Ministerio de Cultura y Educación se designó a Juan José Llach, una persona que fue Viceministro de Economía de Domingo Cavallo, fundador de la Fundación Mediterránea de la cual también es miembro y enmarcado en la "escuela de Chicago" o monetarismo.

En el ámbito educativo estalló la polémica. En el siguiente artículo trataremos de dar un amplio panorama acerca del porqué de su designación y qué podemos esperar los docentes del nuevo gobierno.

 

 

1.- ¿EL NOMBRAMIENTO DE LLACH ES ESPERANZA PARA UN CAMBIO?

1.1- El Contexto Histórico del Monetarismo:

En el número anterior de Contexto Educativo desarrollamos un informe acerca del Polimodal y en su comienzo se consignó una apretada síntesis del contexto internacional actual y de la ideología imperante, el Monetarismo. A partir de la Crisis del Petróleo de 1973 comienzan a producirse cambios muy significativos en las relaciones internacionales que podemos apreciar en las 5 revoluciones actuales: Revolución científico-técnica, revolución informática, revolución cultural, revolución política y globalización.

Para situarnos mejor en el contexto actual, podemos apreciar en la línea de tiempo que si comenzamos en la crisis de 1929-1930 veremos que existe una relación directa entre el Estado de Bienestar o keynesianismo implementado en los países occidentales y el proceso de Industrias Substitutivas de Importaciones que se desarrolló en varios países de América latina (Argentina, Brasil, Venezuela, México). En este marco, la consigna era que el Estado nacional debía intervenir en las actividades económicas con el objetivo de lograr un mayor consumo de la población y así reactivar la actividad industrial; durante la Guerra Fría esta política se profundiza para alejar a los trabajadores de las ideas revolucionarias contrarias al capitalismo (el Estado pudo ampliar su presupuesto con la anuencia de los grandes capitales en el pago de altos impuestos). Es así como el trabajador accede a leyes laborales, planes de vivienda, jubilaciones, empleo, etc. y todo ello con la abierta y decidida acción estatal.

Con la Crisis del Petróleo ocurrida en 1973, el precio de la fundamental materia prima se cuadriplica y así la situación económica y financiera de occidente exigía una transformación. El Estado no recibirá la misma cantidad de dinero por impuestos ya que las empresas deben bajar costos para equilibrar sus precios finales (fin del Estado de Bienestar) y la banca internacional necesita imperiosamente "descubrir" nuevos mercados de créditos para los "petrodólares" (crecimiento de las deudas externas). En la línea de tiempo vemos que a medida que se extingue el Estado de Bienestar comienza a imponerse la idea del Monetarismo que produce un cambio radical en las funciones del Estado nacional enmarcado en la Tercera Globalización Económica (la primera comienza en el siglo XVI y la segunda en el siglo XVIII)..

Las ideas monetaristas las resumiremos en los siguientes puntos:

  • Bajar los índices de inflación.
  • Eliminar el déficit público. Sólo habrá más recursos para salud, educación y seguridad si los mismos aumentan en forma "genuina" (aumento de los ingresos por impuestos).
  • Evitar monopolios, oligopolios y sindicatos con una buena legislación.
  • El mercado siempre encuentra la solución óptima a todos los problemas si se lo deja actuar con total libertad.
  • El Estado no debe intervenir en las actividades económicas, todo debe hacerlo el capital privado.
  • Aplicar políticas de vigencia internacional en cuanto calidad y resultados para todo tipo de actividad.

Profundizando en la República Argentina, podemos ver que el proceso actual conocido con el nombre de "desindustrialización y transnacionalización" se inicia en 1975 y se va delineando a lo largo de los últimos 24 años independientemente de los gobiernos designados. Estos cambian, pero la política económica es la misma. Como muestra podemos apreciar las medidas económicas anunciadas por Fernando de la Rúa antes de asumir como presidente (diciembre), que son la continuación y profundización de la política económica llevada adelante los últimos años (aumento de impuestos, retiros voluntarios, etc.).

1.2.- La Designación de J. J. Llach en el Ministerio:

Fernando de la Rúa designó para ser miembros de su gabinete a las siguientes personas...

  • Rodolfo Terragno, Coordinador de ganbinete.
  • Jorge de la Rúa, Secretario General de la Presidencia.
  • Fernando de Santibañes, Jefe de Asesores.
  • Graciela Fernández Meijide, Acción Social.
  • José Luis Machinea, Economía.
  • Nicolás Gallo, Infraestructura.
  • Adalberto Rodríguez Giavarini, Relaciones Exteriores.
  • Alberto Flamarique, Trabajo.
  • Federico Storani, Interior.
  • Ricardo Gil Lavedra, Justicia.
  • Juan José Llach, Educación.
  • Ricardo López Murphy, Defensa.
  • Héctor Lombardo, Salud.

Ricardo López Murphy, Fernando de Santibañes, Adalberto Rodríguez Giavarini, Juan José Llach y Daniel Marx (que se encargará de las negociaciones con el FMI por la deuda externa), son hombres que trabajan en FIEL, Fundación Mediterránea, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Foro Económico Mundial, Universidades de Chicago, Hardvard, Di Tella y San Andrés. Todas estas instituciones tienen una orientación afín al Monetarismo, en abierta contraposición con las críticas a tal sistema realizadas por la Alianza en sus propuestas preelectorales plasmadas en el documento titulado "El Gran Cambio".

La designación del Ministro de Cultura y Educación llegó luego del rechazo de la Iglesia Católica a la virtual designación de Juan Carlos Tedesco (especialista en educación que trabajó para la UNESCO). Entonces se evaluó la designación en su reemplazo a Juan Carlos Palmero (ex secretario de culto de Alfonsín), Fernando de Santibañes (ex banquero y empresario) y Juan José Llach. Este último fue aceptado por la curia argentina porque dicen que representa una "visión cristiana del liberalismo".

1.3.- Reacciones en los Ámbitos Político y Educativo:

Las reacciones fueron en su gran mayoría muy negativas aunque también hubo declaraciones que lo apoyaron. Algunas de las más significativas fueron las siguientes:

Adriana Puiggrós, pedagoga proveniente del FREPASO y con activa participación en la propuesta educativa de la Alianza para las elecciones presidenciales, rechazó ser la viceministro del Ministerio de Cultura y Educación expresándose de la siguiente forma. “Llach representa otra concepción de la educación. El piensa que no se puede llegar a un acuerdo ni arreglo inmediato con lo salarial, que hay que provincializar las universidades. Es una persona que no conoce el sistema. Creo que tiene que armar el gabinete con gente afín y a los sectores progresistas uno los puede llevar a un límite, pero si se pasa ese tope no es útil para nadie, yo dejaría de ser quien soy”.

Marta Maffei, Secretaria General de la CTERA (confederación que agrupa a la mayoría de los gremios docentes del país) dijo que Llach “expresa la privatización de la educación... piensa en la reivindicación de las escuelas concesionadas a asociaciones civiles que empezó en San Luis y que él considera como las mejores. Por otra parte, nos acusó de tener doble discurso cuando nunca habló con nosotros, jamás. Habla del Estatuto Docente como barrera, no habla de concertación democrática, de una mesa de negociación”.

Graciela Fernández Meijide, diputada y candidata a la gobernación de la provincia de Buenos Aires por la Alianza, respaldó la designación de Juan José Llach diciendo "tengo un enorme respeto por Llach. Es una persona íntegra de una gran capacidad y creo que es flexible. Se puede discutir con él, tiene convicciones, pero no se aferra".

Leopoldo Moreau, senador de la Unión Cívica Radical (Alianza), sostuvo: "La comunidad educativa no quiere una visión tecnocrática ni economicista que ya está demodé. El futuro ministro de Educación no debe ser un fundamentalista del mercado". Aunque aclaró que su crítica apuntaba a "la política" y no a "las personas", Moreau agregó en declaraciones a la prensa, que rechaza varios de los proyectos de Llach como "las escuelas chárter y los voucher -el Estado aporta los fondos para que el sector privado gestione la educación- y la provincialización de las universidades".

Entre muchos docentes existe un sentimiento de desconcierto y con "alguna que otra bronca" al sentirse traicionados. Las propuestas aliancistas con respecto a darle a la educación un papel protagónico en el nuevo gobierno no se ven reflejadas en el nombramiento de un economista "monetarista" al frente del ministerio indicando que el "modelo" vigente sigue y se profundizará con el gobierno aliancista.

No obstante, la cautela privó en muchos otros impulsados por la esperanza de mejorar la situación de la educación. Algunas de sus respuestas fueron tratar de escépticos y paranoicos a quienes criticaban la designación de Llach; otras dicen negarse a condenar hechos, traiciones y actitudes que no han sucedido todavía; muchos se enojaron ante las explicaciones políticas diciendo que no son tontos y por ello no fueron engañados; en las listas educativas se animaron a decir que no se puede comparar la corrupción "menemista" con la gente de la Alianza y quieren darle una oportunidad sin criticar por anticipado. Finalmente, uno de los argumentos más repetidos fue el decir que la Alianza tiene un equipo de gente que llevará adelante sus propuestas y Llach es sólo una persona.

Pero más allá de voluntarismos y exitismos propios de los argentinos, además de los hechos apuntados anteriormente con respecto a la realidad internacional y nacional dentro del proceso en curso, profundizaremos la crítica a partir de los propios dichos de Llach.

2.- ¿QUÉ MEDIDAS SE ADOPTARÁN EN EDUCACIÓN?

2.1.- Las Ideas Expresadas por Juan José Llach:

Llach expresó en el diario La Nación del 25 de marzo de 1999 que es importante "atacar la ineficiencia del sistema educativo es necesario cambiar la organización del sistema educativo... Para ello es necesario aplicar la tendencia internacional". En la misma nota habla de concesionar los servicios educativos, seguir con la práctica evaluadora de los mismos, de "contratar" docentes por medio de los directivos de los establecimientos educativos y termina diciendo que hay que ayudar a las escuelas pobres (ver la nota completa).

Más cerca en el tiempo, el miércoles 24 de noviembre, se realizó la presentación del libro escrito por Juan José Llach, Silvia Montoya y Flavia Roldán titulado "Educación para Todos" y editado por el Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea.. De sus 527 páginas hemos seleccionado algunas de sus ideas...

  • “Entre los maestros existe consenso, mucho mayor que el que sugieren las manifestaciones de los sindicatos docentes, con las innovaciones. Las pruebas de calidad de naturaleza pública para escuelas y colegios, un sistema generalizado de subsidio a la demanda, y dar el poder a los directores para contratar a los maestros son algunas de las medidas necesarias”.
  • “La posición de la Carpa Blanca es exigir más plata, sin cambios en la organización. La mayoría de la dirigencia gremial docente piensa que `todo’ se resuelve con más dinero asignado al aumento de los salarios de los maestros. Pero las soluciones que no tienen en cuenta las cuestiones institucionales y organizativas no son suficientes. La posición tipo carpa blanca termina convergiendo hacia una situación de empate conservador gatopardista, en la que algo se cambia, pero lo fundamental queda igual”.
  • “Los gremios docentes y los ministerios del ramo, a la hora de la verdad, terminan siendo los principales jugadores de un empate conservador. Ese es el resultado regulatorio de la interacción de gremios y ministerios”.
  • “El aumento que se pueda llegar a conceder a los docentes debe estar indisolublemente ligado a las reformas que se proponen. Para recuperar la posición que tenían los docentes en 1914, se requieren aumentos del 68 por ciento, lo que llevaría la remuneración media actual de 617 pesos a 1035 pesos. En tales condiciones, se atraería a la profesión a jóvenes más capacitados y se jerarquizaría a la docencia. Pero no estamos proponiendo que un aumento semejante deba ser concedido rápida e incondicionalmente”.
  • “El gasto en educación primaria y secundaria en la Argentina es proporcional a su ingreso por habitante, ni mayor ni menor. Brasil y Chile en primaria, y México en secundaria, realizan un mayor esfuerzo financiero. Pero la principal causa de la falta de resultados es el exceso de gastos burocráticos dentro del propio sistema educativo. Por ello, aplicando las tecnologías y criterios de asignación presupuestaria accesibles y vigentes en otros países, y eliminando burocracia, la Argentina podría gastar 1200 millones de pesos más por año en educación, satisfaciendo así el reclamo de la carpa blanca”.
  • “El papel de los maestros es también decisivo en los resultados educativos. Y los docentes son medidos por variables poco relevantes, como sus salarios o los cursos que han tomado. Las reales condiciones pedagógicas de los maestros quedan ocultas. Cualquier reforma que se emprenda deberá revelar esas condiciones”.
  • “Los subsidios a la enseñanza privada deben otorgarse en proporción a la cantidad de alumnos de cada establecimiento y no en base al número de los docentes, como sucede hoy en la mayoría de los casos”.
  • “Una parte de la remuneración de los directores debe estar vinculada a los aumentos en los puntajes de las pruebas de calidad de su escuela”.
  • “La provincialización de las universidades nacionales es esencial para arraigarlas a su medio y contribuir a esa masa crítica, sin la cual continuarán las tendencias al ‘drenaje de cerebros’ interregional”.
  • “Los cambios organizativos de la educación, tendientes a descentralizar el sistema, dan más posibilidades de elección y permiten reorientar el gasto hacia la demanda. Por ello, tienen efectos positivos sobre los resultados educativos”.
  • “Dinamarca, Holanda, Nueva Zelanda y Suecia han puesto en marcha reformas educativas basadas en la descentralización y en la libre elección que muestran resultados positivos. La libre elección, por ejemplo, tiene un impacto favorable sobre la calidad de los colegios privados y sobre las escuelas públicas, permitiendo menores costos y mejores resultados”.
  • “Chile, Brasil, Colombia, El Salvador y Nicaragua han emprendido reformas, más innovadoras que la Argentina, que implican descentralizar el sistema educativo, para que el poder de manejar los recursos se transfiera a los colegios y a las escuelas, y dar mayor libertad de elección, para crear una sana emulación entre las escuelas”.

2.2.- "Abriendo el Paraguas"... ¿Qué se Hará en Educación?:

De los párrafos seleccionados y las recomendaciones de los organismos internacionales en cuanto a educación podemos deducir que algunas de las acciones en el ámbito educativo pasarán por los siguientes temas...

  • Cambiar la organización del sistema burocrático de la educación. Por un lado es muy positivo ya que la burocracia innesesaria quita tiempo a los docentes y traba la gestión institucional. Pero definir qué cambiará de acuerdo a lo que Llach y su equipo consideran superfluo es algo que no tenemos del todo definido... Algunas líneas de acción pueden ser las que figuran en los puntos que siguen.
  • Implementación de planes de retiro "voluntario". Esto debe llamarnos la atención ya que las cajas jubilatorias están casi en la quiebra y la experiencia vivida hasta el presente en la República Argentina nos dice que todos los que se retiran no se jubilan.
  • Privatización del sistema evaluador que, con grandísimas irregularidades, se ha venido realizando en los últimos años.
  • Contratos de trabajo para los docentes que deberán realizarse por los directivos de los establecimientos educativos. Preocupante ya que no se está hablando de que los cargos disponibles sean cubiertos por los mejores a través de concursos, ni siquiera por orden de mérito.
  • Enfrentamiento con los gremios docentes, en especial con la CTERA, principalmente por la transformación del régimen de trabajo docente adecuándolo a la Ley de Contratos de Trabajo sancionada en 1998. ¿Desaparecerá la figura de "Docente Titular"?.
  • La inversión educativa será considerada un gasto y se medirá por alumno, lo que ocasionará gravísimas consecuencias en cuanto a la calidad docente ya que entonces los establecimientos tratarán de "retener" la mayor matrícula posible. ¿Cuál es el problema?. Muchos, por ejemplo, que las repeticiones de curso y las expulsiones o pases de alumnos conflictivos quedarán en el olvido.
  • Se verá a los establecimientos educativos públicos y privados compitiendo por ver quién logra tener mayor cantidad de alumnos. La consecuencia inmediata es la disparidad de recursos para realizar la "comercialización del servicio educativo" propuesto por cada uno. Se hará gala de gabinetes y propuestas extra-curriculares imposibles de implementar en escuelas públicas llegando, muchas veces, al engaño. Se tratará de "vender" educación y no de "recibir educación". No será posible realizar un proyecto educativo nacional con una clara definición.
  • El punto anterior se amplía con el presente... Se enfatizará la descentralización educativa con una mal entendida autonomía institucional. Así se desestructurará todo el sistema educativo y podríamos comenzar a decir que cada escuela es una isla que compite con las demás en un salvaje "sálvese quien pueda".
  • Escucharemos muy seguido el concepto "municipalización". Instancia gravísima ya de por sí porque los docentes hemos comprobado que con la provincialización de las escuelas se han profundizado las diferencias de acuerdo a cada realidad. Llach dice que la carpa blanca no tiene sentido ya que los docentes deben reclamar provincialmente y no a nivel nacional. Con la municipalización hasta los gobernadores serán émulos de Poncio Pilatos.
  • El sueldo docente estará relacionado con su "productividad". El tema es ver qué se entiende por "productividad" ¿cursos realizados?, ¿cantidad de alumnos aprobados?, ¿proyectos implementados?. En tal caso, el tema de las evaluaciones institucionales y a los alumnos podrán ser relevantes. Esto influirá muy negativamente ya que en las escuelas no se dará clases sino que "se preparará a los alumnos para la instancia evaluadora".
  • Comenzará a hablarse muy seguido (y hasta podría implementarse como en la provincia de San Luis) el modelo de la "escuela charter".
  • Ampliación del sistema de becas que la provincia de Buenos Aires aplicó con el saliente gobernador Eduardo Duhalde. Ahora serán los "voucher" o chequeras estudiantiles las que "asegurarán" al gobierno que el dinero llega al alumno. Esto está en total consonancia con la idea de "eficiencia" pregonada por los organismos internacionales.
  • Provincialización de las Universidades. Gravísimo. Lo peor que nos puede suceder. Es que uno de los objetivos básicos de las universidades es ser la "génesis de conocimiento" a través de la investigación. Por la falta de presupuesto y el recorte de "gastos" en las provincias tal práctica se verá seriamente afectada, al punto de desaparecer. Esto favorecerá la apentencia de grupos económicos privados que, a través de los créditos fiscales o sin ellos, propondrán a las universidades realizar trabajos particulares. A lo sumo podríamos hablar de "investigación orientada", es decir, por encargo. De esta manera desaparecerá la "investigación básica" que es la que no ofrece rentabilidad a corto plazo y sí "verdadero conocimiento".

3. CONCLUSIONES:

En principio debemos tener en cuenta que la realidad se construye dentro de un proceso y que el mismo se está desarrollando desde mediados de la década de 1970. No hay ningún tipo de señal que avisore algún cambio estructural como para pensar que el proceso vigente se cortará en el corto plazo y mucho menos con las personas elegidas por De la Rúa para secundarlo en el poder ejecutivo. No obstante, en su discurso ante el Congreso Nacional del día 10 de diciembre (luego de jurar como presidente) podemos apreciar una serie de objetivos generales que son de desear se cumplan. Uno muy especial, aumento de los sueldos a los docentes pero financiado por un presupuesto genuino.

Si bien no podemos asegurar que los puntos precedentes se concreten en los hechos, sí establecemos que es una línea de acción en la que se trabajará basada en las recomendaciones de los organismos internacionales antes mencionados. Una muy preocupante es la referida a la formación docente del nivel superior expuesta por el Banco Mundial en la Conferencia Mundial de Educación, en la cede central de la UNESCO, París, entre el 5 y el 9 de octubre de 1998. Vamos a escuchar muchas veces estas ideas y se generarán algunos conflictos, principalmente con la CTERA ya que la idea de Llach es no nacionalizar el conflicto y traspasar las últimas decisiones al ámbito provincial (actitud siempre denunciada por la confederación).

La provincialización y la posible municipalización de la educación, se encuentran en abierta contraposición con un esperado Plan Educativo Nacional. Estamos caminando hacia una "feudalización" del sistema educativo en el que la premisa puede llegar a ser el "sálvese quién pueda" (matrícula, subvenciones, avales para proyectos, equipamiento, acceso a la docencia, etc.).

También es de esperar que se realice una mejor distribución del presupuesto desde el comienzo de la gestión de Llach eliminando burocracia ya demostrada en los hechos que es totalmente innecesaria; es más, muchas reparticiones han sido pantallas para la realización de actividades de muy bajo nivel con el fin de justificar "inversiones" inexistentes y sueldos de "ciencia ficción" que han sido denunciados en varias oportunidades.

En la lista educativa de correo electrónico "Docentes", un docente decía...

"Sufrimos los siguientes procesos:

  1. Nos transfirieron.
  2. Nos dividieron en mil sindicatos.
  3. Nos reubicaron.
  4. Nos dejaron en Disponibilidad.
  5. Nos dejaron Cesantes.
  6. Nos "capacitaron" con módulos.
  7. Nos pasaron a la EGB.
  8. Nos reciclaron.
  9. Nos reconvirtieron.
  10. Nos hacen dar cualquier materia.
  11. Nos enfrentaron a la sociedad con el incentivo docente.
  12. Nos .............".

Esperemos que a partir del punto 12 podamos comenzar a cambiar la historia, deseo ferviente pero, al parecer, bastante alejado de la realidad.

Es por ello que, sin ánimo de ser destructivos, avisoremos los problemas que se pueden comenzar a producir por la transformación educativa iniciada en el gobierno anterior y que tendrá una continuidad y profundización con el actual. Los docentes no deben bajar la guardia, deben estar atentos a los intentos de desestructuración del sistema educativo y no callarse ante cualquier irregularidad que pueda producirse al respecto. Los docentes debemos "enseñarles algo más de republicanismo" a los gobernantes haciéndonos escuchar. Un ejemplo de esto fue cuando Menem quiso arancelar la Universidad; salimos a la calle y tuvo que dar marcha atrás. ¿Tendremos que salir otra vez a la calle para luchar por una educación de calidad para todos?.

4. PROPUESTAS:

En la crítica al Polimodal (noviembre de 1999) se esgrimieron algunas líneas de acción a raíz del informe crítico sobre el mismo ciclo. La situación actual no ha cambiado en absoluto y por ello volvemos a recordar las apuntadas anteriormente con algún agregado.

  • Realización de un III Congreso Pedagógico Nacional.
  • Reforma de la Ley Federal de Educación a partir de las resoluciones del Congreso..
  • Acordar con sectores sociales y políticos pautas generales a respetar en los próximos gobiernos en cuanto a la política educativa..

No obstante, lo deseable es que se realice un Proyecto de País consensuado por tales sectores, incluso se podría ampliar a una gran parte de América del Sur a partir del MER.CO.SUR y elaborar una nueva Ley educativa (coordinada entre los países integrantes) e implementarla con un presupuesto que cubra todas sus necesidades. ¿Utopía actual?... Puede ser... Pero tengamos presente que los grandes cambios en la humanidad se produjeron a partir de los soñadores...

5. BIBLIOGRAFÍA E INFORMACIÓN:

5.1.- Notas del presente artículo:

5.2.- Sitios en Internet para Acceso a Información, Documentos, Informes, etc.

5.3.- Libros:

  • Hobsbawm, Eric, "Historia del Siglo XX", editado por Crítica, Buenos Aires, 1998.
  • Llach, Juan José; Montoya, Silvia y Roldán, Flavia, "Educación para Todos", editado por el Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), Buenos Aires, 1999.
  • Luchilo, Lucas; de Privitellio, Luciano, Paz, Gustavo L. y Qués, María Elena, "Ciencias Sociales: Historia", editorial Santillana, Buenos Aires, 1997.
  • McNall Burns, Edward, "Civilizaciones de Occidente: su Historia y su Cultura", tomo 2, ediciones Siglo Veinte, Buenos Aires, 1998.
  • Moglia, Patricia; Sislián, Fabián y Alabart, Mónica, "Pensar la Historia: Argentina desde una Historia de América Latina", editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1997.
  • Puiggrós, Adriana, "Volver a Educar", editado por Ariel, Buenos Aires, 1995.
  • de la Vega, Julio César, "Diccionario Consultor Político", editor Omar Alberto Aroz y Cia., Buenos Aires, 1983.