FMM
EDUCACIÓN

Usted está en...

 ¿Para qué sirvió la Reforma Educativa? o..., Prof. Hugo Catalín

Inicio - Mapa del sitio - Novedades

Presentación

Inicio
Mi currículum
Editoriales
Mi bitácora
Mis cátedras
Premios
Bromas de mis alumnos

Secciones

Alumnos
Humor educativo
Informática
Materiales para el aula
Programas gratuitos
Escritos
Biblioteca Digital
Pedagogía
Proyectos
O.N.U.

Historia

Historia
Documentos
Notas
Un paseo por...

Recursos

Notas
Const. América latina
Documentos
Películas y Series
Educación especial
Esq. conceptuales
Frases célebres
Papelería
Presentaciones
Videos

Sistema Educativo

Entrada en la sección
Represent. docente
Leyes de Educación
Informes sobre Educ.
Docum. curriculares
Banco Mundial
Pol. educ. en Argentina
II Cong. Ped. Nacional
Críticas al sistema
Univ., Ciencia y Tec.
Provincia de Bs. As.

Comunicación

Enlaces
Contácteme

Contra la pornografía infantil

 

¿Para qué sirvió la Reforma Educativa? o
el ¿El por qué de la reforma educativa?

Prof. Hugo D. Catalín - catalin@intercom.com.ar

En las últimas décadas del siglo XX las economías del primer mundo (Inglaterra y EE.UU como referencias principales) tienen problemas para seguir crecimiento, necesitan reformar sus instituciones. El Estado Keynesiano que fue tomando forma a partir de la gran depresión del año ’30 no sirve más a sus fines, es “ineficiente”, se debe “retirar”. Nace una nueva “regulación”, el estado garante de lo privado, de la armonía a través de las leyes del mercado. El hombre, el conocimiento son tironeados por el imperativo tecnológico y el principio de eficacia, orientados, motivados por la competencia, la persona humana es valorizada como recursos potenciales para crear y satisfacer necesidades para el consumo, hacerle desear cosas que parecen naturales para su felicidad. Economía y la tecnología se convierten una nueva forma de ejercer hegemonía en la política mundial. La gobernabilidad invierte la pirámide, es atravesada por la idea de horizontalidad, como una nueva forma de gestión para la calidad. Las empresas reducen las jerarquías, la planificación se acerca a la ejecución, la educación permanente, polivalencia y el trabajo en equipo son competencias necesarias para adaptarse a los escenarios del cambio. La idea de “servicio”, del “accontability” (rendición de cuentas) moldea a las instituciones del estado. La microelectrónica, las rápidas comunicaciones y movimiento de personas y objetos impregna a occidente (globalización).
Antes la estructura social era analizada desde la óptica de la división de clases de acuerdo al lugar que los individuos ocupaban en el sistema de producción, ahora la diferencia esta dada por la relación que el individuo tiene, posee con respeto al conocimiento. Una nueva “Arqueología del saber” (Foucault) generada por las leyes del mercado organiza una manera de entender lo que pasa.

¿Qué nos pasó a los argentinos en relación a este discurso de los países centrales? Actores económicos con intereses que se corresponden, analistas simbólicos (intelectuales civilizados en lo universal) atan nuestra realidad a esa estructura de poder que provoca asimetrías que están a la vista: Fuerte endeudamiento externo (a fines de l975 debíamos 7.000 millones de dólares), desindustrialización, venta irracional de las empresas del estado, empobrecimiento de la mayoría de los argentinos, y lo peor de todo, la valcanización de nuestra cultura. El atajo; el dinero fácil; el todo x 2; el invidualismo salvaje; la cosmética del consumo se opone al esfuerzo como valor para la realización personal y social; los vecinos, los amigos, la familia como forma de construir vínculos solidarios; la virtud, el bien común como camino para la perfección. Se corrompe a la política, y se buscan nuevas formas de instituir con referencias internacionales, es la revolución neo-liberal (neo-darwinistas sin principios).

Es esta idea de Estado la que sirve de marco para el debate y la aprobación de la Ley de Educación y la reorganización (o la desorganización final) del sistema. Se instala la idea del estado ineficiente, el “elefante en un bazar” que rompía todo, con fuertes sesgos autoritarios, que no permitía construir para la “Sociedad del Conocimiento”. El Banco Mundial (la izquierda del F.M.I) invirtió fuerte sumas de dinero (que estamos pagando) en programas de perfeccionamiento, capacitación y actualización en el ideario de la nueva regulación. Las leyes del mercado (conocimiento objetivo en economía) produjeron un andamiaje conceptual-tecnológico: Ley de Reforma del Estado, Ley de Convertibilidad, Ley de privatización, Ley de Transferencia Educativa, Ley Federal de Educación.

Los reformadores educativos –que tuvieron la habilidades de ir acomodándose a los diversos circuitos de poder- formalizaron el cambio desde el paradigma de la complejidad (Edgar Morín), base de las hipótesis de construcción del pensamiento hermenéutico y crítico para resolver el conflicto de calidad y equidad de nuestra realidad. En la relación mando y obediencia que subyace en el nuevo pensamiento economicista, lo complejo termina en reducción y simplificación en la estrategia de poder del opuesto. Uno de los temas claves de la nueva educación es la distribución del conocimiento con calidad y equidad, no se logro, se profundizo la desafiliación y la intolerancia. La ideología de la superioridad de lo privado resuelve negativamente la crisis del docente tradicional (vocacional) ahogado en el trabajador pauperizado moral y materialmente. Se desnaturalizó a la educación pública en su misión, y se usó a los docentes para contener, asistir a la gran cantidad de hermanos nuestros que eran empujados a la pobreza y la marginalidad a causa del modelo. Se quiere cambiar “la visión” de los docentes desde respuestas de una investigación cualitativa de “laboratorio”, desde la consulta formal. La mística docente nace con la dogmatización de la revolución liberal de 1880, con referencia filosófica en la modernidad, debe ser el eje de análisis de un cambio de paradigma, y no solamente desde la organización científica del trabajo (Taylorismo) y su burocratización, en la búsqueda de una nueva relación de Sociedad-Estado-Educación. El docente se convierte en “líder social” si se construye desde un proyecto de país desde y para los argentinos, y no de políticas de estado que no son más que programas de intereses de poder monopólicos. Tal vez unos de los ejemplos más claros de la reducción del pensamiento que provoca la asimetría fue el desmantelamiento del CONET, nuestras pequeñas y medianas empresas del sur de Santa Fe o de Chivilcoy (Pcia. de Bs. As.) buscan torneros, fresadores, etc., y no los consiguen.
Las asimetrías que provoca la globalización (narraciones) es viejo, la novedad está en la “simultaneidad” de las comunicaciones (Vattimo), facilitado, introducido por las nuevas tecnologías.
En la particularidad, singularidad de nuestra cultura esta la realidad que debe guiar la mirada en la formulación de hipótesis, y no en las respuestas enlatadas de las consultoras del mercado. ...”Sombrero para la cabeza o cabeza para el sombrero” (Arturo Jauretche). La imagen mental de don Arturo presenta dos verdades que se contraponen, y encierran una realidad, una verdad más profunda: La creatividad, la reflexión, la memoria de lo propio es el camino para la conjunción, la articulación, la implicancia mutua en un todo.

Lic. Prof. Hugo D. Catalin – catalin@intercom.com.ar
 


Atrás ] Principal ] Siguiente ]

Para comunicarse con nosotros, pulse aquí

Copyright 1998-2007 FMM Educación - Federico Martín Maglio